NOTICIAS

"CAMPAÑA CÁNCER DE MAMA" UNA MAMOGRAFIA ANUAL PUEDE SALVAR TU VIDA

02 de Octubre, 2017.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer a nivel mundial. A esto se suma que todas las mujeres son susceptibles de desarrollar cáncer de mama y que el 70% que lo desarrolla no presentan factores de riesgo identificables, lo que hace que mantener la alerta frente a esta patología, con la finalidad de detectarla a tiempo, sea clave.

Para esto, la Corporación Nacional del Cáncer (CONAC) recomienda  que desde los 40 años -edad en que el riesgo de padecer cáncer de mama aumenta- las mujeres establezcan un programa sistemático de chequeo, que incluya:

• Examen clínico especializado y mamografías.

• Auto palpación regular entre controles.

No obstante, para aquellas mujeres que cuentan con antecedentes familiares de cáncer de mama, lo aconsejable es partir con mamografías de control entre los 30 y los 35 años.

Lo importante es saber que la auto palpación regular y unos hábitos de vida sanos pueden reducir el riesgo de cáncer de mama.

 Síntomas y signos

• Aparición de un bulto o nódulo duro, que se puede detectar a simple vista o al tocarse la mama.

• Cambio de aspecto, reducción, hundimiento o secreción del pezón.

• Cambio de forma, simetría o aumento de tamaño en el contorno de las mamas.

• Engrosamiento o endurecimiento del tejido de las mamas.

• Engrosamiento, inflamación o apariencia de piel de naranja en las mamas.

Factores de Riesgo: 

Genética: Ser portadora de la mutación BRCA1 y BRA2, o contar con antecedentes familiares de cáncer de mama u ovarios.

Edad: El riesgo aumenta a medida que avanzamos en edad, especialmente sobre los 45 años.

Gestación: Hay mayor riesgo si el primer hijo se tiene después de los 30 años.

Antecedentes personales: Haber presentado una menstruación temprana o menopausia tardía, así como ya haberse tratado un cáncer de mama previo.

Hábitos: Una dieta rica en grasas, la obesidad, y el consumo de tabaco y alcohol también son factores de riesgo.